sábado, 23 de enero de 2010

DEJÉ DE PENSARTE

Ya dejé de pensarte
quiero mirar hacia un mar puro y noble,
hacia un horizonte libre y sin límites...
hacia un Cielo, claro y límpio... sin nubes...
¡Discernir, estimar y ponderar!
Abrir la puerta a la luz celestial;
y así aquietar el dolor incrustado...
en donde la luna se ha ensombrecido.
Lejos,muy lejos de esta agonía
ya sin memoria, buscar nueva idea.
¡Color, color... en esta vida nueva
y a este rumbo... sin boceto ni fragua,
de un alma asolada, frente al abismo!
Kilómetros tendré que caminar...
para abrazar la plenitud deseada.


Asun


4 comentarios:

  1. Si tenemos en cuenta que el espacio y el tiempo no existen, entonces, ese camino del no pensamiento no es tan largo.
    Este me llega my especialmente, por algunos kilómetros, que no son tales.
    Besos:)

    ResponderEliminar
  2. Gracias Àngeles es verdad lo que dices, pero la separación es dolorosa, sea cual sea y vayamos a donde a vayamos...

    Unha aperta.

    ResponderEliminar

"No somos nada si no estamos prestos a ser sensibles con la humanidad".

Pedro Pantoja Santiago


Gracias por comentar

asun